Hoechlin O'Brien Web

SPA:

¿Dónde encontramos a Thomas al inicio de la película? ¿Qué desafíos le esperan?

Un montón, básicamente. Él pensaba que todo había terminado, pero descubre que no es así y que de hecho la realidad podría ser mucho peor. Los lideró fuera del laberinto, y ahora están fuera , ha perdido a varios de los suyos, pero el hecho de que las cosas no sean como pensaban en absoluto le pesa bastante, básicamente. Es algo que afecta a la mente de una persona, creo, y te hace un poco más frágil. Thomas tiene que afrentarse a eso. Se convierte en la historia de él intentando mantener esa presencia de líder fuerte, y mantener a todo el mundo en movimiento, a pesar del hecho que se siente mal y culpable por la situación.

El desafío es que se encuentran en un mundo nuevo ahora. No se trata sólo del laberinto y los laceradores, y de resolver un problema. Están perdidos, y eso es interesante también porque no tienen que permanecer juntos todo el tiempo. No están confinados en el mismo sitio. Pero permanecen juntos , porque, supongo, creen que tienen que hacerlo. Es interesante porque físicamente no están obligados hacerlo. Están fuera, en el desierto y vamos a ser capaces de ver lo que le ha pasado al mundo y por qué les pusieron en ese laberinto. Y qué es lo que pasa que hace que haya gente detrás de ellos.

Para Thomas implica mucha culpa. Cuestionarse a sí mismo a menudo e intentar esconderlo y mantenerse fuerte en lo que cree. Todavía quiere proteger a todo el mundo, pero no puede lidiar con la idea de perder a alguien más. Cuando Chuck muere al final de la primera película, eso acabó con él, y es algo que nunca va a olvidar. Afectará por completo a cada decisión que tome de ahora en adelante. Será una gran influencia en cómo vaya a liderar a estos chicos.

¿Qué ocurre con las relaciones de Thomas? En la primera película tenía una historia con Teresa, pero, ¿van a dividirse sus afectos en esta ocasión?

Lo que más me gusta de esta historia es que no es una trama esencialmente romántica, pero hay algo que creo que hará que la audiencia anime por ello. Es algo interesante para los lectores del libro: saben que en esta ocasión las decisiones que Teresa toma la hacen chocar con Thomas un poco. Al mismo tiempo, hay un nuevo personaje femenino, Brenda, que llega para tener una conexión con él también. Somos muy cautos a la hora de ser demasiado románticos, porque la historia no lo necesita, pero es lo que la hace interesante para mí.

¿Qué tal el ambiente en el set? ¿Es diferente al de la primera película?

Sí, ahora es un set miserable… (Risas). No, es genial, eso es lo brillante de volver y hacer esta película, que todos pasamos un gran rato haciendo la primera y es de verdad una gran familia. Volver y hacer la segunda es asombroso, el ambiente es genial. Hay ciertas cosas que resultan tan familiares. Todo el mundo está de vuelta, tenemos a Wes (el director) de nuevo. Hemos convivido en la misma cadena de hoteles que tuvimos en Baton Rouge, y cosas como esas hacen que el sentimiento sea similar. Cuando las cosas tenían que ver con ir al set y trabajar, esos días fueron muy diferentes. Sentíamos que era una versión más grande de lo que hicimos la primera vez. El alcance y la amplitud de los personajes es mayor. Creo que la audiencia va a parecerse intensamente diferente.

¿Será una película distinta a nivel visual? La primera se rodó en Baton Rouge y ahora estamos en Albuquerque. No se pueden imaginar dos localizaciones más diferentes.

Cierto. Será completamente diferente. Va a parecer un mundo totalmente distinto. Todo el mundo se abre para nosotros, mientras que el lugar en el que estábamos en la primera película era un entorno de confinamiento. Era un entorno construido y en la primera película no puedes ver realmente cómo es el mundo fuera de esas paredes, o qué ha pasado. Eso lo descubres aquí. Está muy bien porque no sólo se trata del desierto, tenemos WCKD, tenemos la mansión, el centro comercial… Estamos en una localización diferente cada semana. Eso es genial, porque hay mucha más variedad visual en esta película. Wes clava esas cosas, así que creo que va a tener una pinta asombrosa. Todo lo ha tenido por el momento. Siempre bromeamos, cada semana, sobre que parece que estamos rodando una película diferente. Es divertido, pero aun así sigue siendo El Corredor del Laberinto y sigue siendo esa historia. Simplemente, se abre por completo. Read more

agosto 25, 2015 Author: admin No Comments

INICIO > EVENTS & APPEARANCES > TYLER HOECHLIN > 2015 > WOLF MOON CON 2 – 11-12/07

 

HoechlinOBrienWebWolfMoonCon2_015HoechlinOBrienWebWolfMoonCon2_089HoechlinOBrienWebWolfMoonCon2_096

Do not edit or repost without permission.

agosto 19, 2015 Author: admin No Comments

SPA: Para la mayoría de estrellas de acción, la emoción de la filmación gira en torno a escalar paredes y esquivar las explosiones. Pero no para Dylan O’Brien, que tenía una pregunta para Wes Ball antes de regresar a la producción de la secuela de El Corredor del Laberinto. “Le pregunté cuánto debía correr”, dice O’Brien, 23. “A pesar de que sabía que la película podría tomar una dirección diferente, me encanta correr.”

En la adaptación del primer libro superventas de la trilogía YA de James Dashner, O’Brien interpretó a Thomas, un adolescente cuya capacidad de pensar con los pies en el suelo y correr a altas velocidades lo estableció como el líder de un grupo de adolescentes con la memoria borrada y atascados en el centro de un laberinto traicionero. Estrenada el septiembre pasado, El Corredor del Laberinto recaudó más de 340 millones de dólares en todo el mundo e inmediatamente colocó a O’Brien en la lista de las estrellas veinteañeras con más éxito. Este otoño, en Las Pruebas, veremos a Thomas guiar su grupo a través de un desierto de arena llamado La Quemadura mientras atraviesan nuevos obstáculos que amenazan su vida. Habrá un montón de carreras, pero la secuela de ciencia ficción tendrá un tono más adulto. “Thomas es más maduro y está un poco inseguro de sí mismo.” dice Ball. “Creo que Dylan realmente lo clavó.”

Que O’Brien estaba listo para asumir un argumento más emocional no será ninguna sorpresa para los fans que lo han seguido desde su debut como Stiles Stilinski en la exitosa serie de MTV, Teen Wolf. En los más de 80 episodios que ha grabado desde su lanzamiento en 2011, ha abordado todo, desde la angustia adolescente hasta la posesión demoníaca. “Literalmente se convirtió en mi escuela de actuación, donde fui todos los días durante seis meses al año”, dice O’Brien.

Al crecer en Nueva Jersey y California, O’Brien no imaginó convertirse en un artista. “Yo era muy tímido”, dice. “Me gustaría tomar clases de piano, pero nunca actuaría en recitales.” A pesar de eso, sus compañeros dicen que él es natural. “Tiene una gran profundidad emocional y un gran sentido del humor”, dice Patricia Clarckson, de 55 años, quien interpreta al antagonista de O’Brien, Ava Paige. “Algunos jóvenes actores luchan con uno u otro, y creo que los dos son fáciles para él. Él tiene las emociones en la punta de sus dedos.”

Después, O’Brien aparecerá junto a Mark Wahlberg en Deepwater Horizon, película basada en el derrame de petróleo de BP, y está interesado en una adaptación de la novela de Chad Harbach titulada The Art of Fielding. “Sólo espero hacer cosas buenas, donde sienta que soy la persona apropiada para contar esa historia”, dice O’Brien. Y si él puede hacerlo mientras corre, mejor que mejor.

 

ENG: For most action stars, the thrill of filming revolves around scalling walls and dodging explosions. Not so for Dylan O’Brien, who had one question for returning director Wes Ball just before production began on the sequel to The Maze Runner. “I asked him how much running I had ahead of me,” says O’Brien, 23. “Even though I knew that the movie could take a different direction, I just love running.”

In the adaptation of the first book of James Dashner’s best-selling YA trilogy, O’Brien played Thomas, a teen whose ability to think on his feet and sprint at top speeds established him as the leader of a group of memory-wiped adolescents stuck at the center of a treacherous labyrinth. Released last September, The Maze Runner earned more than $340 million worldwide and immediately placed O’Brien on the short list of bankable twentysomething stars. This fall’s follow-up, The Scorch Trials, sees Thomas guiding his group through a sandy wasteland called the Scorch while navigating a new set of life-threatening obstacles. There will be plenty of running, but the sci-fi sequel will take on a more adult tone. “Thomas is more mature and a little unsure of himself.” Ball says. “I think Dylan really ate it up.”

That O’Brien was ready to take on a more emotional story line will come as no surprise to fans who’ve followed him since his debut as Stiles Stilinski on MTV’s hit series Teen Wolf. In the 80-plus episodes he’s taped since it launched in 2011, he’s tackled everything from teenage angst to demon possession. “It literally became my acting school, where I went every day for six months every year,” says O’Brien.

Growing up in New Jersey and California, O’Brien didn’t imagine becoming a performer. “I was very shy,” he says. “I would take piano lessons, but would never perform in recitals.” Despite that, his costars say he’s natural. “He has a great emotional depth and he has great humor,” says Patricia Clarckson, 55, who plays O’Brien’s chilly adversary, Ava Paige. “Some young actors struggle with one or the other, and I think they’re both easy for him. He has emotions at his fingertips.”

Next up, O’Brien will appear opposite Mark Wahlberg in Deepwater Horizon, based on the BP oil spill, and he’s eyeing an adaptation of Chad Harbach’s novel The Art of Fielding. “I just hope to do good stuff, where I feel appropiate being the one telling that story,” O’Brien says. And if he can do it at a dead run, all the better.

 

INICIO > PHOTOSHOOTS & MAGAZINE SCANS > DYLAN O’BRIEN > 2015 > AUGUST 21-28, ENTERTAINMENT WEEKLY

 

HoechlinOBrienWebEWAugustDyl_001HoechlinOBrienWebEWAugustDyl_003

agosto 19, 2015 Author: admin No Comments